Deportes_244238884_45402864_1706x1280.jpg

La Selección exhibe prudencia tras su excelente partido ante Italia e intentará ampliar la diferencia de goles con Italia por si hubiese algún traspié en la última jornada de clasificación. Lopetegui hará cambios en la formación titular. (EL ESPAÑOL

El empate de Francia contra Luxemburgo este domingo en París sirvió de perfecta excusa a la selección española este lunes, ya en Vaduz (Liechtenstein), para reforzar su mensaje de prudencia y concentración ante un partido que debería servir para buscar una goleada que amplíe aún más la diferencia de tantos con Italia: una forma de evitar sustos en el caso de que la ‘Roja’ sufriese algún traspié en la última jornada de clasificación al Mundial, ante Albania e Israel, el próximo mes de octubre.

El fabuloso rendimiento mostrado ante Italia el pasado sábado permite vaticinar una cómoda victoria a domicilio (martes, 20:45 horas) contra una selección, colista del grupo G, que no ha marcado un solo gol a la ‘Roja’ en los siete partidos disputados en las últimas décadas. Fortalecida por la victoria en el duelo trascendental contra los ‘azurri’, España sabe que puede incluso fallar en alguno de los tres compromisos restantes de la clasificación a Rusia. Se espera, sin embargo, una vistosa demostración de estilo en un equipo que vive el momento más dulce desde 2013. En la ida, el primer partido de esta clasificación, la ‘Roja’ ganó a su rival de este martes por 8-0 en León.

El hecho de estar a principios de temporada y la debilidad del rival (siete partidos jugados en esta fase, con cero puntos, un gol a favor y 26 en contra) traerán cambios a la alineación titular de Lopetegui. El selecciónador quiso, no obstante, evitar cualquier relajación ante el choque: “En el descanso del partido de ida íbamos 1-0 con poquísimas ocasiones. Ayer Francia empató con Luxemburgo. En los partidos ocurre lo que tú te ganas en el campo. Lo que tenemos que hacer es un gran partido para poder conseguir un buen resultado [...]  Que haya optimismo e ilusión nunca puede ser malo. Otra cosa es que haya euforia. El siguiente objetivo es mañana Liechtenstein. No estamos clasificados. Tenemos que ir a por los 3 puntos de mañana”, afirmó el técnico guipuzcoano.

Con cambios, pero sin Villa

La salida de Villa por una lesión muscular priva al asturiano de una probable titularidad en la que hubiese sido su internacionalidad número 99. Lopetegui cuenta, pues, con 25 futbolistas para diseñar una alineación en la que se esperan varios cambios por rotaciones. Pepe Reina (o incluso Kepa Arizabalaga) podría entrar en la portería por De Gea, mientras que la defensa será diferente a la del Bernabéu con la entrada de Nacho, Bartra, Monreal o Azpilicueta.

En el centro del campo, la zona mágica de la Selección, es muy probable la titularidad de Thiago Alcántara, otro ‘jugón’ con necesidad de protagonismo tras la exhibición de Isco en el Santiago Bernabéu. El sistema del ‘falso 9′ será también alterado por el cambio de nombres: Morata será el delantero titular de un equipo que vuelve a meter miedo en el continente. Pedro y Aspas tendrán minutos a lo largo del encuentro si nada se tuerce.

El ambiente en el equipo nacional es magnífico. David de Gea destacó el papel de Lopetegui como seleccionador, muy reforzado por la victoria ante Italia: “Ha dado un aire muy bueno a la selección”, afirmó el guardameta, y le señaló como principal ‘culpable’ del buen momento del equipo. “Ya conocía a Julen bien de la sub’21 y desde el primer momento sabía la idea de lo que quería hacer, esas ganas de ganar. Es un grandísimo entrenador que trasmite muy bien lo que quiere”, afirmó en rueda de prensa.

Tras un verano tan convulso en la Federación Española de Fútbol y las dudas que sobrevolaron la concentración de Las Rozas ante el crucial partido ante Italia, el presente de la Selección es de notable prosperidad: el sábado en el Bernabéu el nuevo equipo de Lopetegui hizo ‘clic’ y arrasó a un tetracampeón mundial sin hacer un partido perfecto. Nadie quiere hablar de ello en el equipo, pero están en el grupo de favoritos al próximo Mundial.

Alineaciones probables:

Liechtenstein: Jehle; Quintans, Malin, Kaufmann, Goppel; Buchel, Salanovic, Hasler, Wieser, Burgmeier; y Frick.

España: Reina; Azpilicueta, Piqué o Nacho, Sergio Ramos o Bartra, Monreal; Busquets, Thiago, Iniesta; Isco, Pedro y Morata.

Árbitro: Ivaylo Stoyanov (Bulgaria).

Estadio: Rheinpark Vaduz.

Hora: 20.45.